Logo

Dirección: Núñez Morgado, 9 Esc. Izda., 1ºB, Madrid
Teléfono: 91 350 78 31 Fax: 91 350 97 42
Email: consulta@doctorbarros.com

Cirugía Estética del Contorno Corporal

Elevación de la Mama - Mastopexia

Es un procedimiento quirúrgico para elevar y mejorar la forma de las mamas caídas. Con los años y tras determinadas circunstancias como el embarazo, la lactancia, el adelgazamiento, hacen que la mama tienda a caer, hecho conocido como ptosis mamaria. La Mastopexia puede reducir además el tamaño de la areola cuando ésta es muy grande y en los casos de que haya poco volumen mamario se puede implantar una prótesis.

En la primera consulta el cirujano plástico evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y su estado general de salud. Se realizará además una exploración de la mama y en algunos casos se solicitará un estudio mamográfico o ecográfico. Se le explicará las diferentes técnicas quirúrgicas y las diversas opciones y/o combinación de procedimientos que sean mejor en su caso. Además se realiza una historia clínica completa y un estudio preoperatorio completo (Análisis, Electrocardiograma, RX…) Finalmente el preoperatorio se complementa con las normas informativas previas a la cirugía.

La Mastopexia se realiza en quirófano. Suele ser preciso el ingreso, dándose el alta al día siguiente. Esta cirugía se realiza bajo anestesia general, aunque en algunos casos concretos se puede realizar bajo anestesia local y sedación.

La intervención dura entre una hora y media a dos horas. Las incisiones se realizan en un área de la mama en la que se va a extirpar la piel que sobra y que permiten recolocar el pezón en su nueva posición más elevada. La cicatriz se sitúa alrededor de la areola en una línea vertical hacia el surco submamario y a lo largo de dicho surco en una longitud más o menos grande. En determinados casos cuando la mama es pequeña y está poco caída, la incisión se realiza sólo alrededor de la areola. Puede ser necesario implantar una prótesis debajo del tejido mamario o del músculo pectoral en mamas con poco volumen. Después de la cirugía se aplica un vendaje o un sujetador especial.

Tras la cirugía es normal encontrarse algo cansada, pero podrá hacer vida casi normal a partir de las 48 horas. La mayoría de las molestias se controlan bien con medicación analgésica. Durante las primeras semanas es normal tener una sensación de molestia en los pezones, así como en casos particulares disminución de la sensibilidad. El edema inflamatorio no cede completamente hasta los dos o tres meses de la cirugía.

Tras la Mastopexia podrá volver al trabajo en pocos días dependiendo de la actividad que realice. Se evitarán determinados deportes y elevar los brazos por encima de la cabeza, durante tres o cuatro semanas. Al principio las cicatrices están rosadas, aspecto que mejorará paulatinamente hasta los tres o cuatro meses.

La Mastopexia es una técnica segura, sin embargo como en cualquier operación pueden existir complicaciones y riesgos asociados. Esta operación deja cicatrices permanentes y visibles aunque disimulables bajo sujetador o biquini.

La infección local y el hematoma son complicaciones raras, pero que si suceden requerirán tratamiento específico: antibióticos y/o drenaje. Las cicatrices abultadas o anchas son secuelas raras pero que pueden requerir tratamiento complementario.

La Mastopexia proporciona resultados completos en las pacientes en que el tipo de piel y la cicatrización individual es adecuada. Es necesario mantener un equilibrio en el peso corporal y el fortalecimiento de la musculatura torácica.

 Subir   Volver