Logo

Dirección: Núñez Morgado, 9 Esc. Izda., 1ºB, Madrid
Teléfono: 91 350 78 31 Fax: 91 350 97 42
Email: consulta@doctorbarros.com

Cirugía Estética del Contorno Corporal

Reducción Mamaria - Mamoplastia de Reducción

La reducción de mamas o mamoplastia de reducción es un procedimiento quirúrgico destinado a disminuir el tamaño de las mamas mediante la extirpación de grasa, tejido mamario y piel, haciéndolas más pequeñas, ligeras y firmes. El propósito de la intervención es la remodelación de las mamas situando la areola y el pezón en su posición correcta. Además se puede reducir el diámetro de la areola. Las mujeres con mamas grandes pueden presentar problemas debidos a este exceso de peso, como el dolor de espalda y de cuello, irritaciones de la piel debajo de la mama y problemas respiratorios.

En la primera consulta el cirujano plástico evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y su estado general de salud. Se realizará además una exploración de la mama y en algunos casos se solicitará un estudio mamográfico o ecográfico. Se le explicará las diferentes técnicas quirúrgicas y las diversas opciones y/o combinación de procedimientos que sea mejor en su caso. Se debe tener en cuenta que esta operación deja una secuela cicatricial importante y que en las mamas muy voluminosas puede ser una secuela permanente. Además se realiza una historia clínica completa y un estudio preoperatorio completo (análisis, electrocardiograma, RX…) Finalmente el preoperatorio se complementa con las normas informativas previas a la cirugía.

La cirugía de la reducción mamaria se realiza en quirófano. Es necesario ingreso hospitalario y una permanencia de uno o dos días. La cirugía se realiza bajo anestesia general y el tiempo estimado de quirófano es de dos o tres horas, aunque en determinados casos este puede alargarse. Existen diferentes técnicas y las incisiones tienen forma de ancla desde la areola hasta el surco submamario. A través de este abordaje se extirpa el exceso de piel, grasa y tejido mamario y se recoloca la areola y el pezón en su posición correcta; en algunos casos se puede asociar una liposucción.

En la mayoría de los casos la areola se mantiene unida a sus vasos sanguíneos y a sus nervios, permaneciendo la sensación normal o casi normal. En caso de grandes reducciones puede ser necesario separar completamente la areola y el pezón, perdiendo la sensibilidad de esta zona. Tras la cirugía se colocan unos tubos de drenaje y un vendaje o sujetador especial alrededor de las mamas.

Tras la cirugía de mamas, es normal encontrarse algo cansada durante unos días, pero podrá hacer una vida casi normal a partir de las 48 horas. La mayoría de las molestias se controlan bien con analgésico.

Tras la reducción mamaria puede ser normal tener una disminución de sensación en los pezones; esta situación es generalmente temporal, excepto en algunos casos que puede ser definitiva. El edema inflamatorio no cede completamente hasta las cuatro o seis semanas.

La incorporación a su vida laboral habitual suele llevar de dos o tres semanas. Durante ese tiempo deben limitarse las actividades físicas, hasta la recuperación de la operación.

La cirugía de la reducción de las mamas es una técnica segura siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico cualificado, sin embargo como en cualquier operación pueden existir complicaciones y/o riesgos asociados. La infección local y el hematoma son complicaciones raras, pero si suceden pueden requerir tratamiento específico: antibiótico y drenajes. En ocasiones puede haber pequeñas pérdidas cutáneas que dan lugar a dehiscencia de la línea de sutura y que pueden requerir sutura secundaria.

La reducción mamaria deja cicatrices permanentes y visibles aunque disimulables bajo sujetador o biquini. Con el tiempo las cicatrices se hacen menos perceptibles, pero en ocasiones pueden hacerse abultadas o anchas, siendo necesario en estos casos realizar un ajuste y excisión cicatricial a partir de los 6 meses.

El resultado de la cirugía mamaria reductora es estable y permanente sobre todo si se mantienen las condiciones de estabilidad en el peso.

 Subir   Volver